Piedra del Zodiaco Rubí

El rubí es una de las piedras zodiacales de los signos Cáncer y Capricornio, y también es la piedra de nacimiento de Julio.

- Advertencia -
La información proporcionada aquí nunca puede ser considerada como sustituta de la opinión de un profesional de la salud (mental o física). No se trata de información médica o psiquiátrica real y nunca recomendaríamos que prescindieses de ellas.

El Significado del Rubí


Piedra del Zodiaco Rubí

El ardiente y cautivador rubí es una piedra noble, considerada la más magnífica de todas las gemas, la reina de las piedras y la piedra de los reyes. Los antiguos creían que superaba en virtudes a todas las demás piedras preciosas, y su valor superaba incluso al del diamante. Se dice que el emperador chino Kublai Khan ofreció una ciudad entera a cambio de un Rubí de tamaño considerable.

Venerado en muchas culturas a lo largo de la historia, el rubí ha sido siempre un talismán de pasión, protección y prosperidad. Simboliza el sol, y su tono brillante sugiere una llama inextinguible dentro de la piedra que, según las leyendas, brillaría incluso a través de la ropa más gruesa y no podría ocultarse; si el rubí se echaba en el agua, la haría hervir, y si se tallaba y se presionaba en la cera, la derretiría.

Se usaba como amuleto o talismán para alejar la peste y la plaga, advertía a su portador de un peligro inminente, mantenía el cuerpo a salvo y desterraba la tristeza y los pensamientos insensatos. Tenía fama de traer la paz a su dueño, alejar los sueños espantosos, frenar la lujuria y ayudar a resolver las disputas. Una leyenda birmana afirma que la inserción de un rubí en la carne te hacía completamente invulnerable.

Hoy en día, las propiedades metafísicas del rubí no son menos asombrosas. Este exquisito cristal emana el rayo rojo puro con una vitalidad insuperable en el reino mineral. Estimula activamente el Chakra Base, aumentando la vitalidad y el chi, la energía vital, en todo el cuerpo físico y en el espíritu.

Procura una mente clara, una mayor concentración y motivación, y aporta una sensación de poder al portador, una confianza en sí mismo y una determinación que supera la timidez y lo impulsa hacia la prosperidad y los logros.

El rubí inicia los placeres sensuales de la vida. Agita la sangre y estimula el corazón, animando a disfrutar del mundo físico. Aumenta el deseo y la energía sexual.

El rubí siempre se ha asociado con el amor, especialmente con el compromiso apasionado y la cercanía. En la antigüedad, los rubíes se consideraban piedras perfectas para las bodas.

El rubí natural es una de las cuatro piedras preciosas (incluyendo el diamante, la esmeralda y el zafiro) conocidas por su rareza, valor monetario y dureza (sólo superada por el diamante). El rubí es un corindón rojo, un mineral de óxido de aluminio con cromo responsable de su intenso color rojo.

El nombre proviene de la palabra latina rubeus, que significa "rojo", y hasta 1800, cuando el rubí fue reconocido como una variedad de corindón, también se creía que las espinelas rojas, las turmalinas y los granates eran rubíes. Todas las demás variedades de color de Corindón se designan como Zafiro.

Usos y Beneficios del Rubí


Usos y Beneficios del Rubí

Lleva o usa un rubí para superar el agotamiento y el letargo. Estimula la circulación y amplía la energía y la vitalidad de todo el sistema. Sin embargo, las personas muy sensibles o irritables pueden encontrar esta piedra demasiado estimulante o incómoda de llevar. Se sabe que el rubí calma la hiperactividad en algunos individuos.

El rubí es un afrodisíaco que permite experimentar todas las formas de amor, desde la sensualidad salvaje hasta la comunión mística. Profundiza la relación de pareja y fomenta la cercanía y el compromiso. También es la piedra del amor cortés y puede honrar la admiración a distancia. Si se usa durante el acto sexual, el rubí puede ayudar a restaurar y mantener la pasión, y es excelente para aumentar las posibilidades de concepción.

La intensa energía del rubí agudiza la mente, aportando una mayor conciencia y una excelente concentración. Promueve una actitud valiente, y puede aumentar el éxito en las controversias y disputas.

El rubí ayuda a reducir el miedo a lo paranormal y al mal. Destierra las pesadillas y protege contra los ataques psíquicos y psicológicos. Es un cristal protector, que protege el hogar del fuego y de los intrusos, y es bueno llevarlo discretamente para estar a salvo por la noche.

Los rubíes, tanto los formados naturalmente como los creados en laboratorio, son cristales muy apreciados para su uso tecnológico en áreas como la relojería, los instrumentos médicos y los láseres para la cirugía microscópica.

Propiedades Mágicas del Rubí


Propiedades Mágicas del Rubí

El rubí ayuda a regular el flujo menstrual y a aliviar el dolor asociado a la menstruación. Se considera beneficioso para los órganos reproductores y se utiliza a menudo para el tratamiento de las disfunciones sexuales, la impotencia y la infertilidad, la menopausia precoz y como apoyo a las operaciones ginecológicas. Se cree que es útil durante el embarazo, especialmente para las mujeres mayores, y en la formación óptima de los niños en estado embrionario.

El rubí permite compartir la energía amorosa a pesar de las heridas del pasado, haciendo aflorar la ira o la energía negativa para su transmutación. Da la fuerza para levantarse del martirio y elegir si se vive o no en la angustia, la aflicción o el sufrimiento, y fomenta un estado de ánimo positivo y más valiente. Hace aflorar los aspectos protectores del propio carácter, inspirando a dar un paso al frente y defender a los que están amenazados, ya sean amigos o extraños, niños, animales o el medio ambiente.

El rubí también sostiene y protege a quienes tienen una naturaleza sensible y una visión distorsionada de sí mismos o de los demás. Supera los miedos a ser "feo" o a no ser amado, y es particularmente fortalecedor para aquellos que mantienen un exceso de peso en el cuerpo con el fin de conectarse con el mundo físico. Libera las retenciones emocionales destructivas y es una piedra poderosa para desarrollar una actitud más amorosa hacia uno mismo y el cuerpo físico.

El rubí transporta la frecuencia del Chakra Base iluminado, estimulando el flujo de la energía vital o chi a través del cuerpo. Refuerza la capacidad de satisfacer las propias necesidades y manifestar los propios deseos.

El Chakra Base, o Chakra Raíz, está situado en la base de la columna vertebral, y controla la energía para la sensación cinética y el movimiento. Es la base de la energía física y espiritual del cuerpo. Cuando está desequilibrado físicamente, los síntomas se manifiestan en forma de letargo, bajos niveles de actividad, poco entusiasmo y necesidad de estimulación constante.

Cuando sus energías espirituales están desequilibradas, uno se sentirá distraído, desconectado de la realidad y distante. Cuando el Chakra Base está en equilibrio, el cuerpo físico recupera su fuerza y resistencia, y la energía espiritual se reaviva en forma de seguridad y sensación de poder propio. A menudo conduce a la independencia y al liderazgo espontáneo.

El rubí significa luz en la oscuridad de la vida. Anima a "seguir tu felicidad", enseñando a disfrutar del mundo físico y a percibir la energía espiritual que existe en el reino de la materia. Ofrece lecciones para dominar la transformación del pensamiento y la intención en la manifestación física con el fin de cambiar el propio mundo.

El rubí ayuda a conectar tu propio campo energético con la Tierra con el fin de reponer las reservas de energía. Es excelente para conectar con la tierra y superar la sobrecarga mental, y es un gran apoyo en momentos de estrés o cuando hay una larga estancia antes de tener la oportunidad de descansar.

En la antigüedad, los rubíes se utilizaban como amuletos contra el veneno, la peste, los malos pensamientos y los espíritus malignos, manteniendo al portador con salud y animando su mente.

El rubí es un cristal transformador buscador. Los buscadores contienen una estructura energética de cristal que alinea la energía natural del cristal con el poder natural de la mente humana para encontrar el camino hacia nuevos horizontes y nuevas capacidades. Son punteros, directores y brújulas; los cristales del nuevo comienzo. Son talismanes del científico, del aventurero, del cazador, del vagabundo y del explorador. También son cristales del estudiante y del investigador.

Los cristales transformadores potencian los esfuerzos por cambiar nuestras situaciones, perspectivas, salud, perspectiva o relaciones. Al transformarnos, transformamos nuestra vida. Aprendemos a bailar, a hablar un nuevo idioma, a fortalecernos o a convertirnos en un mejor cónyuge o hijo. Los cristales buscadores con el poder terrestre del Transformador son excelentes talismanes para ayudar a nuestros esfuerzos por crecer, desarrollar nuevas capacidades y cambiar nuestras vidas.

Si te han gustado estos gemas, tal vez puedan interesarte:

ℹ️ Aviso Importante

La información proporcionada aquí es sólo para entretenimiento y referencia. Está basada en siglos de folclore y tradición esotérica de antes de la era de la medicina moderna. No se trata de información médica o psicológica real. Para obtener asesoramiento sobre cualquiera de las enfermedades o dolencias enumeradas, por favor visita a un médico cualificado. Las piedras zodiacales deben ser consideradas una ayuda, nunca un sustituto de la medicina real.

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Pinterest