Piedra del Zodiaco Amatista

La esmeralda es una de las piedras zodiacales de los signos de Acuario y Piscis, y también es la piedra de nacimiento de Febrero.

- Advertencia -
La información proporcionada aquí nunca puede ser considerada como sustituta de la opinión de un profesional de la salud (mental o física). No se trata de información médica o psiquiátrica real y nunca recomendaríamos que prescindieses de ellas.

El Significado de la Amatista


Piedra del Zodiaco Amatista

La amatista ha sido muy apreciada a lo largo de los tiempos por su impresionante belleza y sus legendarios poderes para estimular y calmar la mente y las emociones. Es una piedra semipreciosa en las clasificaciones actuales, pero para los antiguos era una "Gema de Fuego"; una Piedra Preciosa que valía, a veces en la historia, tanto como un Diamante.

La amatista siempre se ha asociado a febrero, el mes que los romanos dedicaban a Neptuno, su dios del agua. Por lo tanto, no debe sorprender que sea la piedra de nacimiento tradicional de ese mes. Es la piedra de San Valentín y del amor fiel y significa la dignidad eclesiástica como piedra del obispo. Es portadora de la energía del fuego y de la pasión, de la creatividad y de la espiritualidad, pero también de la lógica de la templanza y de la sobriedad.

Tanto si sus cristales se dejan al natural, como si se pulen en forma de cantos rodados o se tallan en forma de magníficas joyas, la amatista es una gema cuya belleza va más allá de lo común. Es una variedad del cuarzo que se encuentra en muchos lugares del mundo.

Se forma como cristales transparentes y terminados de todos los tamaños en geodas, racimos y como largos prismas. También se encuentra en masas vítreas que cuando son pulidas, se convierten en maravillosos especímenes y talismanes personales.

La presencia de manganeso en el cuarzo claro produce la amatista, mientras que cantidades adicionales de hierro varían la coloración púrpura. La amatista varía su tonalidad desde el rojo-violeta pálido hasta el violeta intenso y puede ser transparente u opaca. Además, a veces se encuentra en capas con cuarzo blanco como Amatista Chevron, se encuentra en combinación con Cacoxenita, mezclada con Citrino como Ametrina, o en raros casos, "rutilada" con Goethita.

El nombre de Amatista deriva de la palabra griega ametusthos, que significa "no intoxicado", y proviene de una antigua leyenda. El dios del vino Baco, enfadado por un insulto y decidido a vengarse, decretó que la primera persona que encontrara sería devorada por sus tigres. La desafortunada mortal resultó ser una hermosa doncella llamada Amatista que se dirigía a adorar el santuario de Diana. Mientras las feroces bestias se lanzaban, ella buscó la protección de la diosa y se salvó al ser convertida en un cristal blanco y transparente. Baco, arrepentido de su crueldad, derramó el zumo de sus uvas sobre la piedra como ofrenda, lo que dio a la gema su precioso tono púrpura.

A lo largo de la historia, la virtud especial de la amatista ha sido la de prevenir la embriaguez y el exceso de placer. Los antiguos griegos y romanos tachonaban habitualmente sus copas con amatista, creyendo que el vino bebido en una copa de amatista no podía embriagarse, y que una piedra llevada en el cuerpo, especialmente en el ombligo, tenía un efecto aleccionador, no sólo para la embriaguez sino para el exceso de celo en la pasión.

Este simbolismo continuó a lo largo de los siglos. La amatista fue llama la “piedra del obispo” precisamente porque los obispos católicos llevaban una en un anillo para mantener su pureza y espiritualidad. Besar el anillo protegía a los demás del mismo modo y los mantenía anclados en el pensamiento espiritual.

La amatista también tenía fama de controlar los malos pensamientos, aumentar la inteligencia y hacer que los hombres fueran astutos en los negocios. Para los viajeros, se llevaba como protección contra la traición y los ataques por sorpresa. También protegía a los soldados y les daba la victoria sobre sus enemigos. Ayudaba a los cazadores en la captura de bestias y aves salvajes.

Por otro lado, se consideraba una poderosa piedra psíquica de protección contra la brujería y la magia negra. Al igual que otras piedras reales, protegía a su portador de enfermedades e infecciones.

En el mundo espiritual, la amatista proporcionaba una conexión con lo divino. Para los hebreos, era Ahlamah, la novena piedra del pectoral del Sumo Sacerdote; grabada con la tribu de Dan, así como la duodécima piedra fundacional de la Nueva Jerusalén. Para los egipcios, era Hemag, que figuraba en el Libro de los Muertos para ser tallada en amuletos con forma de corazón para el entierro.

En las culturas orientales, figuraba en las descripciones de las "ciudades-gema" sagradas, los "árboles de la vida", y se utilizaba en las ofrendas de los templos para el culto. También se utilizaba a menudo para alinear influencias planetarias y astrológicas. Además, la amatista era popular en los rosarios y cuentas de oración. Se le atribuía el mérito de crear una atmósfera de calma piadosa, imbuyendo una sensación de paz mental y tranquilidad.

En el mundo actual, la amatista sigue siendo una piedra notable de espiritualidad y satisfacción, conocida por sus habilidades metafísicas para calmar la mente e inspirar un estado de meditación mejorado. Su alta frecuencia inherente purifica el aura de cualquier energía negativa o apegos, y crea un escudo protector de Luz alrededor del cuerpo, permitiendo que uno permanezca claro y centrado mientras se abre a la dirección espiritual.

La capacidad de la amatista para expandir la mente superior también aumenta la creatividad y la pasión. Fortalece la imaginación y la intuición y refina los procesos de pensamiento. Ayuda a asimilar nuevas ideas, a poner el pensamiento en acción y a llevar los proyectos a buen puerto. La amatista también es conocida como talismán de la concentración y el éxito.

Usos y Beneficios de la Amatista


Usos y Beneficios de la Amatista

La amatista es un maravilloso talismán para usar en las artes creativas, especialmente en los tonos más oscuros. A menudo se utiliza como piedra del artista, del compositor, del inventor, del poeta y del pintor. Mantén un cristal o racimo de este cristal en la zona para enfocar y amplificar los elementos creativos de la Fuerza Vital Universal.

Llamada "la que todo lo cura", la amatista es uno de los cristales más eficaces para la curación de personas, plantas y animales. Las amatistas naturales sin pulir o las geodas son particularmente útiles colocadas donde las plantas no crecen o los animales se niegan a sentarse. También contrarresta las energías negativas de la tierra debajo de los edificios o en cualquier lugar que se sienta hostil.

La amatista protege contra los ataques psíquicos, los daños paranormales o los malos deseos, y devuelve la energía al universo después de haberla transformado en energía positiva y amorosa. Para aumentar este poder y atraer la buena suerte, dibuja una imagen del sol y la luna creciente sobre una amatista y pásala por el humo de un ramito de lavanda seca.

Denominada "la tranquilizante de la naturaleza", la amatista calma y tranquiliza, ayudando a la transmisión de las señales neuronales a través del cerebro. Alivia el trastorno obsesivo-compulsivo y la hiperactividad en niños y animales.

Se coloca bajo la almohada o el colchón, o se frota en el centro de la frente en sentido contrario a las agujas del reloj para curar el insomnio y estimular los sueños agradables. Es especialmente eficaz para las pesadillas recurrentes de los niños y el miedo a la oscuridad y puede ayudar a aliviar la nostalgia.

La amatista es una piedra excelente para diplomáticos, negociadores y gente de negocios. Calma el temperamento colérico y da una clara ventaja en las situaciones en las que es necesario debatir. Como cristal de la suerte y la prosperidad, la amatista es buena para reducir la tendencia a gastar en exceso, las adicciones al juego o las inversiones imprudentes.

La amatista está conectada con la carta de la Templanza en el tarot, que representa el equilibrio. Es una piedra dedicada a frenar los excesos y los malos hábitos y es una excelente ayuda para dejar de fumar, beber y consumir drogas, así como la pasión física insana.

También proporciona la fuerza necesaria para liberarse de personalidades adictivas, propias o ajenas. Se cree que colocar una amatista en el ombligo protege a la persona de la intoxicación y, junto con otros tratamientos como el asesoramiento, ayuda a curar las adicciones.

La amatista es la piedra de San Valentín y de los amantes fieles porque se cree que San Valentín llevaba un anillo de amatista grabado con la imagen de Cupido. También se la conoce como la "piedra de la pareja" y da sentido a las relaciones que, con el tiempo, trascienden la unión carnal y dan paso a una conexión más profunda y a una comunión más conmovedora. Llévelo como anillo de compromiso o de eternidad para la fidelidad, o como relicario para llamar al amor perdido.

Propiedades Mágicas de la Amatista


Propiedades Mágicas de la Amatista

La amatista potencia la producción de hormonas y estimula el sistema nervioso simpático y las glándulas endocrinas para que tengan un rendimiento óptimo. Favorece la oxigenación de la sangre y ayuda en los tratamientos del tracto digestivo, el corazón, el estómago y la piel.

La amatista también refuerza el sistema inmunitario y reduce los hematomas, el dolor y las hinchazones. Se ha utilizado con excelentes resultados como elixir en el tratamiento de la artritis.

Se cree que la amatista alivia los síntomas del tinnitus y otros trastornos auditivos y es muy beneficiosa para tratar el insomnio, especialmente cuando está causado por una mente hiperactiva. Es calmante y tranquilizante para los impulsos neuronales del cerebro.

Su energía mejora el dolor de cabeza y las migrañas y reduce el estrés y la tensión nerviosa. Puede utilizarse para tratar los trastornos psíquicos y estabilizar los desequilibrios cerebrales, pero no debe utilizarse en casos de paranoia o esquizofrenia.

La amatista ayuda a identificar las causas fundamentales de los comportamientos negativos, los hábitos y los patrones emocionales que crean desequilibrio y enfermedad. También ayuda a comprender la realidad de la causa y el efecto en el comportamiento y ayuda a tomar mejores decisiones.

Debido a que la amatista acrecenta la sabiduría y una mayor comprensión, es un cristal reconfortante para aquellos que sufren la pérdida de un ser querido. Su presencia comunica que no hay muerte, sólo transición y cambio de formas. Fomenta la liberación del dolor y el regocijo por la liberación del espíritu de un ser querido del confinamiento del cuerpo físico.

Llamada también "la piedra del alma", la amatista ayuda a comprender y conectar con la existencia eterna del alma e inicia las propias experiencias profundas del alma. Es un cristal ideal para sostener o meditar durante la experiencia de la muerte, de otro o de uno mismo, permitiendo la liberación del cuerpo físico temporal con más facilidad, seguridad y paz. Es una piedra perfecta para regalar a aquellos con enfermedades terminales o para utilizarla en la preparación de una experiencia de muerte consciente.

La amatista lleva una alta vibración espiritual de humildad y devoción a lo divino. Es muy propicia para aquietar los pensamientos en la oración y la meditación y para entregarse a lo que es más grande que uno mismo. También estimula la mente superior para recibir el propio poder espiritual como una creación del ser divino y para abrirse a las percepciones, la sabiduría y la guía que se ofrece.

La amatista es una piedra de protección y purificación espiritual, que limpia el campo energético de influencias y apegos negativos. Crea un escudo resonante de Luz espiritual alrededor del cuerpo. Además, actúa como una barrera contra las energías inferiores, los ataques psíquicos, el estrés geopático y los entornos insalubres. Es una valiosa protección para aquellos que realizan trabajos psíquicos o intuitivos. Esto se debe a que mejora los entornos personales con un círculo de Luz sanador y protector.

En el mundo antiguo, la amatista era un amuleto de protección que se llevaba alrededor del cuello de los dignatarios egipcios cuando viajaban fuera de sus principales ciudades. Creían que les protegía de las traiciones y emboscadas personales.

La amatista es un cristal excepcional para llevar en el cuerpo, para usar en rituales de curación y para mejorar el entorno. Se sabe que se desvanece con la luz solar directa, por lo que hay que tener cuidado. También es bueno limpiar sus energías de vez en cuando manteniendo la piedra bajo el agua corriente durante un breve periodo mientras se afirma que la piedra está limpia. Mantén una amatista natural cerca de otros cristales para recargarlos.

La amatista es un cristal transformador de buscadores. Los buscadores contienen una estructura energética cristalina que alinea la energía natural del cristal con el poder natural de la mente humana para encontrar el camino hacia nuevos horizontes y nuevas capacidades. Son punteros, directores y brújulas; los cristales del nuevo comienzo. Son talismanes del científico, del aventurero, del cazador, del vagabundo y del explorador. Además, también pueden ser perfectos para el estudiante y el investigador.

Los cristales transformadores potencian los esfuerzos por cambiar nuestras situaciones, perspectivas, salud, perspectivas o relaciones. Al transformarnos, transformamos nuestra vida. Aprendemos a bailar, a hablar un nuevo idioma, a fortalecernos o a convertirnos en un mejor cónyuge o hijo. Los cristales buscadores con el poder terrestre del Transformador son excelentes talismanes para ayudar a nuestros esfuerzos por crecer, desarrollar nuevas capacidades y cambiar nuestras vidas.

Si te han gustado estos gemas, tal vez puedan interesarte:

ℹ️ Aviso Importante

La información proporcionada aquí es sólo para entretenimiento y referencia. Está basada en siglos de folclore y tradición esotérica de antes de la era de la medicina moderna. No se trata de información médica o psicológica real. Para obtener asesoramiento sobre cualquiera de las enfermedades o dolencias enumeradas, por favor visita a un médico cualificado. Las piedras zodiacales deben ser consideradas una ayuda, nunca un sustituto de la medicina real.

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Pinterest