Piedra Natural de Topacio

El topacio obtiene gran parte de su popularidad por sus bellos colores y su condición de piedra de nacimiento. Los colores naturales del topacio incluyen los raros y valiosos amarillo, naranja, rosa, rojo, púrpura y azul. El más asequible y frecuentemente comprado es el topacio azul que recibe su color al ser tratado.

Comprar Topacio en Bruto


Déjate sorprender por los bellos destellos y la amplia gama de color del topacio. Hazte con la piedra de tus sueños y completa tu colección de piedras, úsala como elemento de decoración o para hacer uso de sus increíbles propiedades mágicas.

Propiedades Físicas del Topacio


Piedra del Zodiaco Topacio

El topacio es un raro mineral de silicato con una composición química de Al2SiO4(F,OH)2. Es una de las gemas más populares por ser una de las piedras preciosas de color favoritas del mundo, tener una alta dureza y ser la piedra de nacimiento del mes de noviembre.

Una de las propiedades físicas más conocidas del topacio es su dureza. Tiene una dureza de 8 en la escala de dureza de Mohs, lo que lo convierte en el mineral de silicato más duro. También es el mineral índice de la escala de dureza de Mohs para una dureza de 8. El diamante, el corindón y el crisoberilo son los únicos minerales conocidos que son más duros.

Los colores naturales más comunes son el claro (incoloro), el amarillo pálido y el marrón. Si bien estos colores no son importantes para el uso en joyería en su estado natural, pueden ser tratados de diversas maneras para producir colores que son mucho más deseables.

Cuando se deja crecer en una cavidad sin restricciones, el topacio forma cristales ortorrómbicos, a menudo con estrías paralelas al eje largo del cristal. También tiene un corte basal claro que se rompe para formar superficies de fractura vítreas perpendiculares al eje largo del cristal. Esta fisura hace que el topacio sea una gema más frágil de lo que su dureza de 8 implicaría. El topacio es muy duro, pero también es frágil y se rompe con facilidad.

El topacio tiene un peso específico que oscila entre 3,4 y 3,6. Esto es bastante alto para un mineral compuesto de aluminio, silicio y elementos gaseosos. Este elevado peso específico hace que se concentre en depósitos aluviales por las corrientes de agua.

El topacio se presenta en una amplia gama de colores naturales; sin embargo, la mayoría de los topacios naturales son incoloros. Los colores más apreciados son los rojos y rosas, que reciben su color de trazas de cromo. El cromo también es responsable del color del topacio violeta y púrpura.

Una variedad conocida como "topacio imperial" es especialmente valiosa porque la gente disfruta de sus colores naranja rojizo y rojo anaranjado, que a menudo se dan en el mismo cristal. El topacio de color azul natural es muy raro y valioso.

Lugares donde se encuentra


El topacio se encuentra en muchos lugares del mundo donde se forman rocas como la pegmatita y la riolita. Suele ser un mineral menor en cuanto a cantidad, y un mineral secundario en cuanto a su tiempo de formación.

Brasil ha sido la fuente más importante de topacio del mundo durante décadas. Casi todo el topacio imperial de calidad fina del mundo se produce en el estado de Minas Gerais, en el sureste de Brasil. Las minas de Ouro Preto y Capao han sido las fuentes más importantes de cristales de topacio amarillo, naranja, rosa, rojo y violeta para los mercados de gemas y especímenes minerales. Brasil es también el principal productor de topacios incoloros, muchos de los cuales son tratados térmicamente e irradiados para producir los colores azul suizo y azul Londres.

Pakistán es una fuente más pequeña pero notable de topacios rosas, rojos y violetas. Sri Lanka es una fuente muy importante de topacio incoloro. Otras fuentes de topacios son: Australia, India, Madagascar, México, Myanmar, Namibia, Nigeria, Rusia y Zimbabue.

Uso en joyería


El nombre "topacio" y muchas de sus variantes se han utilizado para referirse a las gemas amarillentas desde hace al menos dos mil años. En esa época, las gemas amarillentas se llamaban "topacio" en muchas partes del mundo. Muchos de los primeros comerciantes de gemas no se dieron cuenta de que estas piedras amarillentas eran en realidad materiales diferentes.

Luego, hace unos doscientos años, los comerciantes de gemas empezaron a darse cuenta de que estas gemas amarillentas podían ser topacio, cuarzo, berilo, olivino, zafiro o uno de los muchos otros minerales. También se dieron cuenta de que el topacio se presentaba en una amplia gama de colores además del amarillo. Si uno visitaba una joyería hace cincuenta años y pedía ver topacios, lo más probable es que le mostraran gemas de la gama de colores amarillo, naranja y marrón.

A partir de los años setenta y ochenta, el color más común que se le mostraría sería el azul. Este color azul solía producirse mediante tratamientos que convertían el topacio incoloro en una gema más comercializable.

Hoy en día, la mayoría de los topacios que se ofrecen en los grandes almacenes y en las joyerías de los centros comerciales a precios bajos o moderados han sido tratados en un laboratorio. El topacio incoloro puede calentarse, irradiarse y recubrirse con finas capas de óxidos metálicos para alterar su color.

Cómo limpiar Topacios


Los productos químicos son el peor enemigo del topacio. Incluso los ácidos débiles que se encuentran en los cosméticos y productos para el cabello pueden dañar el color, el brillo y la superficie de la joya.

Ponte siempre las joyas de topacio en último lugar, después de haberte peinado y maquillado, y quítatelas antes de desvestirte o lavarte. No te apliques nunca loción ni utilices desinfectante de manos mientras lleves topacios.

Cuando llegue el momento de limpiar el topacio, no utilices limpiadores especiales para joyas, ya que contienen productos químicos y ácidos a menudo demasiado fuertes para esta piedra. Simplemente sumérjelo en una solución de agua ligeramente tibia y jabón suave para platos durante 10 o 15 minutos. Retira cualquier resto de suciedad con un paño suave, luego aclárelo con agua tibia y seque la pieza dando palmaditas.

La mayor parte de la suciedad se acumula debajo de la piedra, en el espacio donde se supone que brilla la luz, así que asegúrate de limpiar la parte inferior (o posterior) de tu joya, así como la parte delantera. Si la zona es demasiado pequeña para alcanzarla con un paño, también se puede utilizar un cepillo de dientes suave.

Recuerda la dureza de esta gema, no la guardes junto a otras joyas o puede ser que las rayes. Asimismo, evita que sufra golpes, ya que a pesar de su dureza, es una piedra que puede ser bastante frágil.

ℹ️ Aviso Importante

La información proporcionada aquí es sólo para entretenimiento y referencia. Está basada en siglos de folclore y tradición esotérica de antes de la era de la medicina moderna. No se trata de información médica o psicológica real. Para obtener asesoramiento sobre cualquiera de las enfermedades o dolencias enumeradas, por favor visita a un médico cualificado. Las piedras zodiacales deben ser consideradas una ayuda, nunca un sustituto de la medicina real.

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Pinterest